Filosofía

Los momentos perdidos los podemos recuperar, ya que merece la pena vivirlos y después retratarlos como si fuese ayer para poder disfrutarlos al máximo.

jueves, 23 de junio de 2011

Que hacer si no sé hacer nada¿?

Etapa nueva? O sentimientos nuevos?
No lo sé, ni lo pienso, ya que mi cabeza dice cosas muchos más diferentes que mi corazón que todavía sigue herido y sin movimiento por nada. En un bucle lleno de calor y soledad, que me parte cada momento del día y cada ventrículo sin dejar de pasar la sangre a un lugar más sano...lleno de vida o de cosas tan inesperadas como los recuerdos olvidados que se han ido por gilipolleces sin causa sin dolor sin...,como decirlo,...donde poder rellenar lo que me falta y sin cuidado alguno.
Esto me hace pensar y sentir cosas que nunca he sentido. También cosas que me han llegado a tocar esa aguja que estaba con un hilo tenso y han cortado para que me doliera cada vez que rechazaba lo que veía o lo que sentía. Esto es tan poderoso que me da miedo hasta pensarlo y preguntar "¿quieres algo?". Y en vez de eso me paro y una llama caliente y ardiente me recorre cada capilar, cada tendón, cada nervio, cada músculo y sistema nervioso. Que esto me hace correr y alejarme de las cosas tanto que me duele no poder enfrentarme a ellas un poco más cerca de lo quiero estar.
Todo es tan inesperado que cuando nos avisan caemos en el mismo hoyo una y otra vez, sin mirar en lo que nos hemos convertido..., todo lo rodeado por nuestro espacio vital hasta negar lo más o vio de las cosas cotidianas y sentirte incapaz de restaurarte por dentro o por fuera. Porque esto quiere decir que no nos conocemos ni nosotros mismos, ni el que lleva 100 años viviendo con su angustia en una cama, ni el que cada mañana se propone hacer algo distinto y sin complejos, pero al final cae como todo ser humano.
Esto me duele, ya que quisiera ser perfecta y sin temores, pero con algo que pueda destacar en mi misma y que sea diferente. Pero sé que alguien quiso que fuera así  y que nadie me cambiara por lo que soy ni por lo que dejo de estar, ni siquiera de ese don tan maravilloso que tengo. Pero como corresponder a estas cosas que me llegan tan adentro y que nunca me las creo? Como llegar a ese punto que quiero estar sin fastidiarla a la primera de cambio? Y visualizar esas cosas que quiero que pasen?
No quiero soñar, pero tampoco chocar me más, porque duele y mucho.
Quiero llegar a un punto de realidad, nada más. Pero también quiero vivir todo cada día y sin sentirme en una nube.
Mira no sé lo que hacer ni como deshacer pero lo que tengo claro es que estoy llegando a un punto sin sentido que ni yo sé por donde salir ilesa...

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar